U2, Songs Of Innocence; Viaje a ninguna parte

Aunque duela reconocerlo, incluso a un fan confeso de U2 como yo. Todos sabemos que hace ya demasiado tiempo dejaron de entusiasmar con sus lanzamientos.

Apenas alguna que otra pequeña joya aislada y poco más que llevarse a la boca en los últimos 15 años es demasiado poco bagaje para un grupo de la inmensa trayectoria de Bono y compañía

Foto U2 1Tal vez sea ley de vida, pero es posible que debamos repasar su historia al completo para tratar de entender la situación actual. Estaremos de acuerdo, en diferenciar cuatro etapas en la exitosa carrera de U2. La banda empezó como una más que esperanzadora banda nacida en el seno del Post-Punk de principios de los ochenta. Su energía, carácter reivindicativo y mesiánico ya eran evidentes en esos primeros álbums «Boy», «War», «Unforgettable Fire» y les sirvió para hacerse un lugar preferente en la escena británica e irlandesa por supuesto.

A continuación, a finales de los ochenta iniciaron un idilio más que sólido con la música americana y una concepción más estrictamente rockera de su sonido. Sin duda, fue su primera evolución estilística que transformó a U2 en un fenómeno de masas a nivel mundial. Eran los tiempos heroicos de «The Joshua Tree» y «Rattle And Hum». Gracias a este último lograron entrar en el Olimpo de la música americana gracias en parte a la colaboración de toda una leyenda como B.B.King.

Después de eso y una frenética actividad en directo por todo el mundo, tres años de descanso. Ese necesario Foto U2 2parón sirvió para resituar conceptualmente al grupo. Ya eran auténticos iconos mundiales y pudieron planificar su segunda transición con todas las garantías del mundo. Aceptaron el reto de las nuevas generaciones y añadieron un más que enriquecedor matiz Pop a su ya de por sí rico catálogo de registros. «Achtung Baby», «Zooropa» y «Pop» les ligaba a un nuevo público ansioso de nuevos sonidos acercándose incluso sin temor a la electrónica pero sin perder su esencia Rock. Sin duda, la etapa más madura y creativa de la banda y en la que alcanzaron sus mayores hitos creativos pero con un notable coste en cuanto a apoyo del fan tradicional de U2, al que no acababa de convencer tan exuberante exhibición de producción y arreglos electrónicos. Tanto ellos como su discográfica llegaron a la conclusión de que eran más los que se iban que los que llegaban, iniciando así la cuarta etapa en la que nos encontramos ahora.

Foto U2 3Un viaje a ninguna parte. El intento de volver a los orígenes de la banda ha mermado considerablemente su capacidad de sorpresa. «All That You Can’t Leave Behind», «Vertigo» y este «Songs Of Innocence» no solo no han conseguido recuperar a nadie si no que para más inri, han decepcionado a los que consideraban y con razón a Bono, The Edge, Adam Clayton y Larry Mullen una banda valiente, por encima del bien y del mal que aprovechaba su prestigio, para explorar nuevas vías sonoras. El resultado, la etapa más insulsa de su carrera con apenas algún Hit resultón como «The Miracle of (Joey Ramone)» y poco más que llevarse a la boca.

Lo peor, que no da la sensación de que U2 sea capaz de revertir la situación. Lo mejor, que por lo menos «The Songs Of Innocence» nos garantiza una nueva y espectacular gira en directo por todo el mundo. Tal vez haya llegado el momento de conformarse solo con eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en las redes

Este es nuestro Facebook Mira nuestro Twitter