Entrevista; Una noche con Julieta Jones

El pasado viernes 19 de junio nos desplazamos al bar «El Col·leccionista» de Barcelona para entrevistar a los Julieta Jones.

Foto El Col·leccionistaQue nadie se confunda con el título del reportaje. «Una noche con Julieta Jones» no es la crónica de ningún escarceo amoroso del abajo firmante, ni la aventura de un encuentro casual, con alguna de las numerosas «guiris» que pueblan la ciudad de Barcelona en temporada estival.» Una noche con Julieta Jones» es la crónica de la primera entrevista realizada por un servidor, a un grupo musical. Permitidme que al ser la primera, la trate con especial cariño.

El contacto. El contacto se produce de manera directa,sin intermediarios, vía Facebook a través de su líder, Carolina Delgado, el alma mater del cuarteto barcelonés a través de una invitación a su concierto. Reconozco que echándole morro al asunto acepto gustoso y le pido que nos concedan unos minutos para entrevistarles. Amablemente acepta, y quedamos para después del concierto. La actuación tubo lugar el pasado viernes 19, en el pub «El Col.leccionista» del barrio de Gracia. Un coqueto local de los que hace años abundaban en la ciudad condal y que cada vez más, se están convirtiendo en piezas de museo. Locales que apuestan por una buena programación musical en directo y que permiten generar espacios a los que empiezan, a los que no tienen cabida en los grandes festivales de nuestro país o a los que simplemente disfrutan con el contacto más cercano y directo con su público, como nuestros protagonistas de hoy.

El concierto oficialmente empieza a las 21:30, pero tengo curiosidad por conocer mínimamente el antes de… y aparezco 15 minutos antes.Les sorprendo acabando de perfilar el sonido, ajustando los últimos detalles,no quiero molestarles. Simplemente me presento, les digo que nos vemos después del concierto y les dejo hacer. Es su momento.

Tras acabar de pulir los últimos detalles es momento de salir fuera, tomar el aire y conocerse un poco más. Es momento de poner las cartas encima de la mesa, de saber quien es quien. Pronto descubro un grupo humano unido, de mi generación y con gustos similares a los míos. Eso me tranquiliza. Poco después aparecen los primeros «fans». Principalmente familiares y amigos de la banda que siguen sus andanzas desde del principio. Su presencia les anima, les da fuerzas, juegan en casa y tienen el público a favor. Todo va a salir bien y lo saben. Es momento de empezar.

Foto Disco Julieta JonesEl concierto. Es momento de entrar en materia y lo hacen confiados en un set específicamente preparado para la ocasión y con su «once» titular. Carolina Delgado, autora de las canciones, voz, guitarra o bajo según convenga, chica para todo. Le acompaña en la delantera Anna Castañé, compartiendo tareas de «front woman» con Carolina,mezclando sus voces y creando bellas atmósferas con su teclado y con gran sutileza. En la defensa dos baluartes, Ignacio Miranda a la guitarra e Iván Moreno o «Chufi» para los amigos a la batería, completando con solidez y solvencia un equipo humano bien conformado.

A pesar de tener un origen eléctrico, Julieta Jones viene ofreciendo un set acústico con el que poder girar en locales como el de esta noche. Algunas procedentes de «Kelly» su primer EP y otras de «One, Two, Three, Four» su primer LP. El set consta de 13 canciones de sobras conocidas por sus seguidores y que resultarán cien por cien disfrutables para los que les escuchen por primera vez. La curiosidad por verles en formato acústico se torna en complicidad en cuanto empiezan a sonar los acordes de ‘Morning Time’ el primer tema del concierto. Las composiciones de Carolina encajan a la perfección en acústico, saben lo que hacen, el local es suyo desde el minuto uno. La actuación continúa con temas como «Monday G», «Radio Of Love», o «Future’s Joy Scenario», cerrando una intimista y deliciosa primera parte del concierto.

En algún momento de la noche Carolina cambia la guitarra por el bajo. Entramos en otra etapa del concierto. Es momento de bromear entre ellos y con el público, haciéndoles partícipes del asunto, ahora toca divertirse y divertir. Para esta segunda parte del concierto, Julieta Jones no duda en dar rienda suelta a su lado más visceral, descarado y más eléctricamente acústico. Suenan «Dance Steps» «Sex» y «Showbiz». Me pregunto, si «I Wish I Could Fly» mi tema favorito de la banda sonará en algún momento. Para mi sorpresa la dejan para el final. Ni hecho a propósito. Cierran el set con un bis a petición del público. Es momento de los aplausos, de las felicitaciones y los ‘selfies’. Han ganado por goleada. Se merecen un descanso.

Foto Julieta JonesLa entrevista. Con los dedos aún calientes como indica Ignacio Miranda, guitarrista de la banda empezamos la entrevista. No quiero robarles mucho tiempo y tampoco quiero machacarles a preguntas. Sólo he preparado unas pocas y lo demás lo dejaremos al libre albedrío. Les felicito por la actuación. Se lo han pasado bien ahí fuera y se nota. Todos lo hemos pasado bien y se lo hago saber.

Aprovechando que sus dedos todavía echan humo, les pregunto por sus sensaciones después de una actuación. No dudan en hablar de alegría y felicidad, no pueden ocultar su satisfacción. Les pregunto por su origen eléctrico y por el set acústico ofrecido durante la actuación. Carolina nos indica dos motivos principales. «Por un lado la necesidad de adecuar un set de canciones a locales pequeños donde poder girar y por otro, la posibilidad de profundizar más en el sonido y hacerlo más disfrutable en las distancias cortas».

A continuación, me interesó por el origen de la banda y por proceso creativo. En ambos casos, los compañeros de Delgado no dudan en señalarla. «Es una dictadura consentida» indica Miranda con el beneplácito de Castañé y de «Chufi». Continúo interesándomee por las influencias de Julieta Jones. Rápidamente señalan «la música de los noventa» como principal referente. Les pregunto por el crowfounding y por sus divertidos video clips. Carolina señala rápidamente que «ya no es tan buen método de financiación» y que el afán recaudatorio de hacienda también ha hecho de las suyas incluso en este ámbito. En cuanto a sus video clips, se muestran «encantados con la experiencia» y «no dudarian en hacer más siempre que el tiempo y el dinero se lo permita».

Les preguntamos por su experiencia en los conciertos de Radio 3 de TVE y por la atención de los medios hacia la música en España. Sin duda, guardan un «buen recuerdo» de su paso por un escenario ya mítico, por el que han pasado nombres ilustres como Smashing Pumpkins o Lou Reed y en cuanto a lo de los medios o «los cuartos» como apunta Miranda, se limitan a «agradecer a aquellos que les han prestado atención». En relación a un curioso artículo escrito por la líder del grupo en la publicación «Agitadoras» Le pregunto a Carolina que necesita una mujer para triunfar en el mundo de la música. Bajo el cachondeo generalizado por la pregunta no duda en reafirmar lo expuesto en dicho artículo y que os recomendamos que leáis con atención. No tiene desperdicio. Por último les pregunto por el futuro inmediato de la banda. «Por el momento no hay nada decidido». Responden. «Seguirán girando con este set de canciones a la espera de poder grabar su segundo largo». Sin prisas.

Despedida. Es hora de marcharse y dejarles disfrutar e intimar con su público. No sin antes despedirnos y emplazandonos hasta otra ocasión. Carolina me regala su disco que desde ya formará parte, de los muchos fetiches acumulados por un servidor durante todos estos años de fascinación por la música y por su gente, por los que lo hacen posible, por gente como Julieta Jones y por la gente de «El Col.leccionista». Juntos, grupos musicales y locales dedicados a la programación musical, hacen posible cotidianamente el milagro del encuentro entre el talento y los que saben disfrutarlo. Un placer de los que todavía escapa de la mercadotecnia, la política y la vulgaridad predominante. Así ha sido mi primera entrevista. No será la última. Me he quedado con ganas de más.

Web
Facebook
Twitter
Spotify

Fotos y entrevista: Toni Romero