Diez momentos que cambiaron la música 1

Serie de dos reportajes donde se repasan los momentos más importantes y destacados de la historia de la música de todas las épocas y estilos.

Muchos son los documentales y libros que han intentado relatar al mundo la historia de la música popular. Una historia maravillosa pero a veces difícil de explicar. ¿Cuál fue su origen?, ¿quién o qué la motivó?, o ¿qué factores sociales, económicos o culturales influyeron en ella? Son algunas de las preguntas que en más de una ocasión, los amantes de la música nos hemos hecho. En «Diez momentos que cambiaron la música» buscamos los diez momentos clave que hicieron de nuestra pasión algo más que una moda, un auténtico estilo de vida.

Happy 50s
Adolescentes norteamericanos de los años 50.

¿Cómo empezó todo?
Los historiadores, a menudo no se ponen de acuerdo sobre cómo empezó todo. ¿Qué fue antes, el huevo o la gallina?. En cualquier caso, para entender cómo empezó todo, tendriamos que adentrarnos en las músicas tradicionales de los esclavos de la america rural, y analizar el impacto del blues en la sociedad blanca de la época, pero eso es otra historia que ya tocareos otro dia.

Ahora nos adentrarnos en la América de los años 50, ya que todas las pistas nos llevan a ella y siempre se ha dicho que allá donde hay humo ha tenido que haber fuego.

En esa época, Estados Unidos vivía sin duda una de sus épocas doradas. Convertida en una auténtica superpotencia, el país disfrutaba de uno de sus periodos de expansión y bienestar más duraderos de su historia. El crecimiento exponencial de su industria y su economía no parecía conocer fin y su influencia política se dejaba notar en todo el mundo, después de la Segunda Guerra Mundial especialmente en Europa.

Estados Unidos había salvado al mundo de dos amenazas tiránicas. El Nazismo de Hitler en Europa y el militarismo japonés en Asia. Ambas circunstancias otorgaron al país un halo de superioridad no solo en lo económico sino también moral. Los valores de la democracia y la libertad eran el santo y seña de la nación en todo el mundo pero pocos podían sospechar que esos mismos valores y status de bienestar provocarían una revolución cultural interna de tan enormes consecuencias en el interior de una sociedad tan endogámica y conservadora como la sociedad americana de aquellos años.

No todo era oro en la sociedad americana de los años 50, el pánico a la guerra nuclear con la Unión Soviética y la segregación racial, entre blancos y negros eran problemas latentes que una nueva generación de americanos debían afrontar de la mejor manera posible. Una generación que se debatía entre lo nuevo y lo viejo, entre lo ya conocido o lo que estaba por venir. Una nueva generación que poseía el bienestar y el tiempo libre necesario para plantearse preguntas nuevas y probar caminos diferentes a los de sus padres.

Elvis Presley - Elvis Presley
Portada del primer disco de Elvis Presley 1956

Elvis Presley, el Rey del Rock.
Y eso mismo fue lo que hizo nuestro primer protagonista. Un joven de Memphis, Tennesse decidió grabar una canción para regalarla a su madre con motivo de su cumpleaños. Ese joven era un tal Elvis Aaron Presley y cambiaría la historia de la música para bien y para siempre…

Pronto captaría la atención de los cazatalentos de la época pero ninguno se atrevería en la conservadora y racista sociedad americana de los 50, a dar una oportunidad a ese joven de Memphis que promulgaba sin complejos la fusión de lo mejor de la música blanca (Country) con lo mejor de la música negra ( Rythm and Blues). Una más que atrevida propuesta que solo Sam Phillips, dueño del sello Sun Records osaría a dar forma.

A pesar de la censura y la mentalidad huraña de aquellos años, la extraordinaria voz de Elvis, su atrevida forma de interpretar y una maravillosa colección de grandes temas, adornados por la icónica imagen de rebeldía generacional que adornaba el enorme talento del joven Elvis. Seguramente no fue el primero,(no podemos olvidar a Buddy Holley) pero sí está claro que fue el mejor. Hoy nadie duda de la enorme aportación de Elvis a la hora de normalizar la fusión entre la música blanca y la negra , su relevancia en el nacimiento de un estilo musical que revolucionaría la música popular (Rock And Roll) y en ser primero de una larga lista de grandes superestrellas, convertidos en iconos generacionales. Elvis fue, es y será para siempre el rey del Rock.

The Beatles
The Beatles en concierto

The Beatles y los maravillosos 60.
El enorme impacto que suscitó el Boom del Rock and Roll, pronto traspasó fronteras. En Europa, las heridas provocadas por la Segunda Guerra Mundial, iban cicatrizando de forma lenta pero inexorable. Los lamentos de la Post-guerra iban dejando lugar a una nueva generación que no se negaba cometer los mismos errores de sus padres. Elvis sirvió de inspiración para toda una nueva ola de jóvenes, no solo en Estados Unidos, si no en todo el mundo, especialmente en el Reino Unido. Así se explica la aparición de cuatro chicos de Liverpool que se conocieron versionando temas de Elvis y que pronto decidieron escribir sus propias canciones y grabar sus propios discos. Nos referimos, como no puede ser de otra forma a The Beatles.

Los cuatro magos de Liverpool, (Paul Mc Cartney, John Lennon, Ringo Starr y George Harrison), pronto se harían con una buena legión de fans a lo largo de sus actuaciones que les llevarían por toda Europa. Desde Liverpool a Hamburgo, toda una muestra de reconciliación entre viejos enemigos, unidos por la nueva música procedente de las islas.

The Beatles en The Cavern
The Beatles actuando en The Cavern

Al igual que Elvis, The Beatles tendrían mucho que agradecer a otro visionario. Brian Epstein sería el representante y el embajador de la banda ante todo un genio de la producción musical, George Martin. Considerado por muchos como el quinto Beatle, daría rienda suelta a la enorme creatividad del dúo Lennon-McCartney, llevándolos a protagonizar la mayor epopeya musical de la historia en las míticas sesiones de grabación en los estudios de Abbey Road.

The Beatles simbolizó el pistoletazo de salida para que todo el enorme caudal creativo de los sesenta mostrara toda su fuerza. A The Beatles ,habría que sumar una cantidad ingente de bandas y artistas inolvidables.

The Rolling Stones, la Velvet Underground, The Beach Boys, The Doors… Sin duda, un ramillete con lo mejor y más granado de la historia de la música, en el que los jóvenes de la época podrían canalizar sus ansias de cambio y justicia social.

Foto Bob Dylan etapa folk
Bob Dylan en su primera etapa acústica

Bob Dylan; del Folk al Rock.

Cambio y justicia social. De eso iban precisamente las míticas letras de las composiciones de otro de los personajes imprescindibles de los 60. Robert Allen Zimmerman, más conocido como Bob Dylan estaba a punto de protagonizar, además de una larguísima y productiva carrera, una auténtica revolución en el seno mismo del movimiento Hippy de la época.

No está claro si Dylan se inspiró en los Beatles o si los de Liverpool se inspiraron en el norteamericano. La cuestión es que en 1965, con la edición de su primer álbum Rock (el increíble Highway 61 Revisited) el de Duluth, Minnesota pasó de ser un respetado autor Folk a pretender transformarse en una estrella del Rock and Roll.

Foto Bob Dylan Electrico
Bob Dylan en su etapa eléctrica

El disco no fue del agrado de su legión de fans más fundamentalista y el joven autor era abucheado frecuentemente en sus conciertos por aquellos que veían traicionados los fundamentos de la revolución social de los sesenta ya en marcha.

Con el tiempo, no se sabe muy bien el por qué, las críticas se tornaron en elogios para un artista que quiso ser coherente con sus necesidades creativas, transformándolo en todo un icono del artista en su versión más pura e inconformista.

Dylan ayudó no solo a buena parte de los grandes artistas de la época Jonny Mitchell, Jimi Hendrix o Joan Baez a dar rienda suelta a su creatividad y también marcó un hito de la canción protesta erigiéndose en todo un símbolo del movimiento Hippy, con la guerra de Vietnam de fondo.

David Bowie Ziggy Stardust
David Bowie como Ziggy Stardust

David Bowie; El gran duque Blanco.

A principios de los setenta, muy pocos se atrevían a sugerir que el gran movimiento contracultural de los sesenta, el movimiento Hippy, había muerto de éxito. Pocos se aventuraban a señalar que al final el sistema había vencido otra vez.

Las promesas de paz y amor en todo el mundo, habían dejado paso a los vicios y a los excesos con las drogas y el sexo. Una generación alienada y que se debatía entre la popularidad de su credo y la falta de logros prácticos.

La grandeza del discurso contrataba con la pobreza de resultados y una nueva generación iba a desnudar las enormes lagunas del movimiento Hippy.

La paz mundial y el amor eran conceptos demasiado grandes y etéreos como para propagarlos de manera uniforme. Había que concretar, eso seguramente llevó a nuestro siguiente protagonista a liderar uno de los movimientos más influyentes en los setenta y en toda la historia. El Glam.

David Robert Jones, más conocido como David Bowie, empezó como tantos otros escribiendo canciones más cercanas al Folk y la canción protesta que Rock and Roll en su formato más estricto. El joven Bowie, considerado un superdotado desde muy temprana edad, pronto entendió que mesiánico mensaje de los sesenta debía revisarse o incluso renovarse.

David Bowie - Ziggy Stardust
Portada del disco Ziggy Stardust

Al igual que otros grandes nombres de la época, T-Rex, Lou Reed o los Stoogees de Iggy Pop, Bowie lo hizo poniendo de manifiesto algunas de sus contradicciones y sus limitaciones. La revolución sexual de los sesenta era eminentemente heterosexual.

La homosexualidad y la bisexualidad seguían siendo temas tabú para los Hippies y Bowie destapó dichas miserias en dos de sus primeras obras maestras, `»Hunky Dorie» y `»Ziggy Stardust» del año 1972 y 1974 respectivamente. Bowie a bordo de su andrógino y misterioso alter ego (Ziggy) mostraban a las nuevas generaciones causas concretas por las que luchar.

La normalización de la sexualidad como una necesidad que hace iguales y especiales a los seres humanos al mismo tiempo.

Bob Marley
Bob Marley

Bob Marley; La voz de las minorías.

A finales de los setenta, la guerra fría parecía más fría que nunca. Dos bloques peleaban ya sin sentido por el control del planeta. La lucha , lejos de ser ya meramente ideológica, política, militar o económica, parecía transformarse en una lamentable lucha de egos de dos bloques, el comunista encabezado por la antigua URSS y China y el capitalista, con Estados Unidos y Europa Occidental al frente, poco predispuestos a escuchar y a entenderse sin importar las consecuencias.

En ese escenario, parecía imposible que una pequeña isla del Atlántico pudiera protagonizar como lo hizo nuestra siguiente historia, la de Bob Marley y irrupción del Reggae como estilo de vida.

A pocas millas de los Estados Unidos, se haya Jamaica. Hoy famosa en el mundo entero, por sus atletas y su folkore además de por su peculiar estilo de vida. Un pequeño país , con escaso protagonismo en la escena mundial iba a convertirse en la voz de los no alineados.

Bob Marley and The Wailers en concierto
Bob Marley and The Wailers en concierto

La voz de todos aquellos que vivían y pretendían seguir al margen de las luchas de poder de ambos colosos. Un país en vías de desarrollo que cautivó el imaginario colectivo de occidente, con la promesa de una libertad real al alcance de todos. Un paraíso terrenal de palmeras y playas maravillosas donde la gente era aparentemente feliz con poco. La música de Marley se nutre de ese sueño paradisiaco y decidió compartirlo con todo el mundo a ritmo de Reggae.

Sin duda uno de los estilos que más y mejor a alimentado los sueños de libertad y un mundo mejor. A lo largo de una corta pero intensa discografía, Bob Marley mostró al mundo una nueva manera de vivir en paz con los demás y con uno mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en las redes

Este es nuestro Facebook Mira nuestro Twitter